viernes, 15 de febrero de 2008

La hora de empezar ha llegado...


Durante años guardé mis poemas, como el mayor de mis tesoro; pues ellos dejaban al descubierto la fragilidad de mi alma.

Pero me he dado cuenta, que se están marchitando sin que nadie más lo lea.

Por eso, he decidido abrir el baúl donde los atesoraba, y dejarlos escapar, cual mariposas de cristales pintadas con mis sentimientos; ellas saldrán al mundo y revolotearán felices de ser vistas; seguramente no salgan en el orden en que fueron concebidas, pero de vez en cuando atraparé alguna con una fina red hecha con los mismos materiales con que están hechos los sueños, y las plasmaré en este lugar.

Solo espero compartirlas y que no se llenen más de ese polvo del tiempo que las esta opacando.


1 comentario:

Laura dijo...

Hola fernanda, que lindas cosas dices. gracias por dejarme tu comentario....lamento lo de tu hermano y celebro que lo hayas tenido. Un abrazo a la distancia.